miércoles, 10 de abril de 2013

Dónde

Te busco en todos los sitios...¿dónde estas? has estado ahí toda mi vida, ¡toda entera! y ahora no sé dónde estas... te busco en los escritos que tenías, todos me los he leído, todas las entradas de tu blog, las leo con tu lejana voz, cada vez más lejana y yo no quiero, me aferro a cada letra como si fuera el bastón de mi camino.

No me acostumbro a hablar en pasado, no contigo, porque tu siempres estas en mi presente y en mi futuro...y ahora...ahora sólo te busco.

¿Y tu olor? ese es el segundo que me dejó, tu olor...

El primero, fue tu calor...

Te encontraré en el camino, cuando le descubra a mi hijo el abuelo que tiene y mientras te sigo buscando...

Te quiero mucho, como siempre lo he hecho, sólo que ahora duele...

sábado, 17 de abril de 2010

Queda prohibido...


"Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer.
Tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir tus en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.
Queda prohibido no ser tu ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en Dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido echar de menos a alguien sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su risa, todo
por que sus caminos han dejado de abrazarse.
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha."
Para María, por estar pendiente de mi, a pesar de que no sabe de que color es mi pelo...
en cuanto entregue el primer trabajo... volvere a seguirte...

miércoles, 6 de enero de 2010

Un brindis por el presente


Buenas de nuevo, parece que he tenido un momento en estas "vacaciones" y digo "vacaciones" porque, quitando los días señalados, he estado estudiando o en el trabajo con que... Por eso os digo que os he echado de menos, sobre todo a María de Mi Pluma de Cristal, que ha estado pendiente de mi en mi larga ausencia. Te mando un nbesazo enorme.

Como todos los nuevos años, estoy segura uqe cada uno ha hecho en su cabeza unos propósitos claros para el 2010 y si os digo la verdad a mi, este año me asusta un poco. Es que el no saber hacia donde vamos me hace sentir bastante incómoda... Que si unos que estamos muy mal, que si el otro dice que hay esperanza en forma de brotes verdes, y yo solo veo recortes más recortes... no me gusta nada a donde se dirige todo este asunto y por eso mi único propósito para el 2010 es vivir un poco el día al día, total lo demás nada depende de mí ni de mis fuerzas. No se que va a ser de mí, si voy a tener trabajo, si volvera a subir la hipoteca hasta los cuellos de las buenas gentes, si pasaran ambas cosas a la vez... Todo esto me agota, me agobia y hasta me deprime. Pues si me tengo que deprimir que sea sólo en el momento en que suceda el problema, ni un minuto antes.


Espero que vuestros propósitos se vean cumplidos, o por lo menos casi. ¡Brindo por ello!


¡Hasta otro ratito!

sábado, 10 de octubre de 2009

¿Mujer del siglo XXI?

Y es que si os lo cuento no os lo vais a creer. Esta mañana, después de ir con mi marido a comprar al mercado la compra del mes, he ido a un centro comercial a comprarme unas botas que necesitaba y ropa interior. En la cola de la lencería, una madre y una hija de lo más arreglado comprando mil cosas de lencería, que oye si ellas pueden, por mi perfecto. El caso es que estaban delante de mi y yo solo llevaba un sujetador para cobrar, asi que la dependienta, muy amable, les dice que me dejen pasar ya uqe yo solo llevo una prenda. La madre, a la cual llamaremos bruja (solo por abreviar), me mira mi cómodo chandal, que nada tenía que ver con sus ropas, y decide regalarme esta conversación, que sin duda no tiene desperdicio:

" - Eso, hija, que hay que comprarse bragas bonitas y estas cosas que si no... (me mira de arriba a bajo y dice) y ya puedes ponerte las pilas que si no te pones estas cosas los maridos se van con otras...

- Pues ya pueden mirar mi cerebro porque si miran mis bragas... van listos - la contesto miestras la dependienta se muere de la risa.

- Pues no miran el cerebro no, asi que si no te pones guapa, puede que tu marido se vaya con otra

- Pues... conmigo han tocado hueso, asi soy yo

- Pues ...."

¿Qué os parece? no se, creo que al machismo lo aguanto, al feminismo tampoco pero a una mujer machista.... que va de modernita.... sencillamente no lo trago.
Bueno pues ya lo sabeis chicas, estad preparadas, perfectas para que no os deje el marido, por esta razón mis padres me animaron a que estudiara, para ser más libre... cuanto me alegro saber que mi marido no me quire como me queda mi ropa interior!!



jueves, 1 de octubre de 2009

Un anillo para gobernarnos a todos


Este tema es un poco espeso para mí, ¿qué quién ese anillo en nuestro mundo? si hombre si,¡los bancos!. Quizá sea un pelin radical pero es que es en mi opinión, el paro debería haber subido sí, pero con los directores y responsables de los departamentos de riesgos de los bancos. No hace muchos años, la gente iba a los bancos a pedir dinero para una casa y en cuestion de una semana te habian dado para la casa y para la reforma o para pagar el coche... Esto no deberia haber sido asi... pero así fue. Ahora la gente esta pasándolo mal, necesita verdaderamente dinero y en tres semanas el departamento de riesgos te esta haciendo un estudio en profundidad, cosa que puedo entender perfectamente, para después darte una respuesta. Creo que ni lo de antes, ni el morro de ahora. Conozco bastantes personas que han pedido una hipoteca en estos momentos y han dado respuestas negativas en un 40% de los casos. El otro 60% de los casos que conozco le han dado la respuesta positiva pero, eso si, alguans de ellas con unas condiciones que solo la cara dura de un banco podria ofrecer, a mi me daria vergüenza. Hubo un caso que me hizo especial gracia, un amigo se ha comprado una casa, al buscar las mejores condiciones posibles se encontró con un banco que le dijo que le darian el dinero, le expusieron las condiciones que tendria que aceptar y el diferencial (éstas no eran muy malas), además se le informó que, dado los tiempos que corren, tendría que aceptar un seguro de desempleo, entonces confundido les contestó que eso no era necesario dado que él era funcionario y que si a él no le pagaban posiblemente el país entero estaba en quiebra. El señor del banco, confundido por el golpe, contestó: "- ehhhhh, mmmmmm, pues entonces... entonces otro seguro, no se, mmmmm..., un seguro de vida" ala! toma ya! el seguro de vida, por ejemplo, un seguro que, por cierto, era bastante mas caro que el de desempleo... algo falla ¿no?

Queridos bancos, vosotros, que junto a la falta de prevención de los gobiernos, habéis conseguido que medio mundo este en quiebra, sin un duro, sin trabajo... vosotros, que los de los altos mandos que seguis en pie os habeis hecho riiiiicos, riquiiiisimos con las desgracias ajenas, que si, que es un negocio, pero no me acostumbro a los negocios que juegan con las personas de a pie...Me pasa igual con la exclavitud en niños, ¡qué le vamos a hacer! Vostros que no rozais la usura porque es delito que sino, otro gallo nos cantaría...
Pensándolo bien, auqnue me fastidie una barbaridad, vostros y los políticos sois un mal, malísimo, pero según está esto montado... un mal necesario. Ale, hasta mañana! que mañanan me tengo que levantarme muy pronto para seguir trabajando y pagar tres veces lo que cuesta mi casa.

viernes, 28 de agosto de 2009

Vecinos estelares

Cuando no sabía muchas cosas de la ciencia (y reconozco que a día de hoy, sólo se que no se nada), sentía que el hombre era algo importante, grande y poderoso, capaz de cambiar su rumbo, de combatir plagas y hacer grandes inventos como la luz eléctrica, el coche, el teléfono, ordenadores, internet, ect. Pero luego fuí aprendiendo cosas nuevas en la universidad y en buenos documentales y sucedió que, cuanto más aprendía, más insignificante y pequeñito me parecía el ser humano. La ciencia que me hizo cambiar el punto de mira es la Astronomía y eso que se más bien poco (por no decir nada).
Cuando por la noche me quedo mirando el cielo en sitios oscuros y, durante horas, observo las estrellas me quedo sin palabras, pero es que cuando veo las imágenes obtenidas con potentes telescopios, sencillamente me quedo sin aliento.



Debo reconocer que, debido a mi limitado cerebro, no me imagino la inmensidad del universo (ni si quiera se visualizar el significado de esta palabra) y siguiendo con la misma dosis de sinceridad... creo que en otros planetas de esta o de otra galaxia, puede existir otro tipo de vida. No me imagino cómo serían nuestros vecinos, ni tampoco se si son inteligentes, forman sociedades o son seres que estan ahí porque tienen que estar.

Cuando hablo de esto con otra gente de pensamientos e ideologías diferentes, todos solemos coincidir; los creyentes me dicen que el Creador es un ser muy inquieto y que es más que posible que haya proporcionado otras condiciones ambientales favorables en otro planeta donde se pueda desarrollar otro tipo de vida; los ateos me dicen que es más que probable que no seamos los únicos y que la casualidad haya proporcionado dichas condiciones óptimas en otro lugar.


"¿Crees que es posible otro tipo de vida?"

"¿Cómo serían nuestros vecinos? "

"¿Respiraran oxígeno?"

o mejor... "¿Respiraran?"

Son preguntas que a veces me hago, justo después de sentirme pequeñita cuando me comparo con las palabras Inmensidad y Universo.

domingo, 23 de agosto de 2009

La vuelta al cole

Pues ya lo veis, estoy de vuelta que aunque la vuelta al cole siempre fue vuelta al cole, este año estoy muy contenta en estar de nuevo en casa. Es cierto que el trabajo fuera de casa no empieza hasta el 1 de septiembre, pero este año, por circunstancias extrañas de la vida, me alegra volver a casa.
Como si fuera un año nuevo, para empezar este nuevo ciclo me he propuesto algunos objetivos. Esta costumbre la llevo haciendo casi de una forma inconsciente desde que era una niña. Por aquel entonces por estas fechas me proponía aprobar todas las asignaturas con buenas notas, ser más obediente y ahorrar dinero para comprarme pijaditas múltiples de diversos precios; el rango económico era muy variado, podía ir desde un estuche nuevo hasta unos patines a la última moda, y claro está, era decir mucho para una chica de 9 años que tenía una paga de 200 pesetas a la semana y que se me olvidaba cada vez que me cruzaba con la tienda de enfrente de casa de chuches y frutos secos (recuerdo que tuve una congelación de sueldo que duró muchos años). Cuando fui creciendo esta costumbre se fue arraigando en mí sin darme cuenta, ahora recuerdo que todo comenzaba cuando llegaba finales de agosto y había ido a comprar los libros nuevos para ese curso, los bolis, gomas y otros aperos estudiantiles; cuando sacaba los libros de las bolsas, los forraba y les ponía mi nombre, era ahí cuando en mi cabeza imaginaba lo que quería ese año, los deseos parecían nuevos, pero no lo eran, se repetían revestidos con algún matiz nuevo, sacar buenas notas, conseguir que me ampliaran la hora de llegar a casa y ahorrar algo de dinerito para comprarme ropa (por aquel entonces me sentía tan mayor que ya desistí de los patines nuevos, ya salía con mi cuadrilla de amigas, incluso una de ellas tenía novio), recuerdo que a lo más que llegué fue a comprarme una camiseta, por aquel entonces, con mis 14 años y mis 500 pesetas de paga, no me daba para todo lo que me proponía, así que… decidí seguir creciendo, ¡a ver que remedio!, tras duras negociaciones por una subida más que justa de paga, no hubo forma de conseguir estar en la media de mis amigas (1000 pesetas, ojo que era una media, algunas tenían 1500 pesetas semanales) eso sí, me sentí ganadora en las duras negociaciones de la hora de llegada, consiguiendo 1 hora más respecto al año anterior (mis hermanas esto no lo consiguieron en su momento… ¡triunfo para la pequeña!)
Este año me propongo rendir en mi trabajo lo más que pueda, pero para variar, sin pasarme de la hora de salir para poder pasar más tiempo con mi familia (es el proyecto más importante y desgraciadamente siento no dedicarle el tiempo que se merece); también me he propuesto cuidarme un poco mejor, claro que, como ir al gimnasio es muy caro, por lo menos proponerme salir a andar o a correr; por último (aquí va un clásico en mi trayectoria de deseos) me he propuesto intentar luchar por un sueldo un poco más justo, nos os digo lo que cobro porque me da vergüenza. Y quizá os preguntareis ¿y que quiere comprarse con lo que ahorre esta vez? Quizá en otro post… porque este gran sueño lo merece, mi gran proyecto…

martes, 7 de julio de 2009

Un poquito de por favor...

¡Y es que es increíble! Veréis me estoy sacando el carnet de conducir, estoy con el práctico y tan sólo llevo dos clases con el coche, y aunque tengo un profesor con mucha paciencia, la verdad es que en ciertas ocasiones, me pongo un “poquito” nerviosa. Pero lo que más me fascina es, por lo general, la cortesía y la empatía muestran los demás usuarios ante un coche de la autoescuela o uno con una “L”, como, por ejemplo, un adolescente que no ha salido del cascaron, quien en mi primer día de clase se me pegó tanto atrás en una detención en un semáforo en cuesta que casi me lo como. O, por ejemplo, una “princesita que resultó ser una bruja” la cual me ha pitado y gritado por la ventanilla “¡venga coño!” porque he tardado más de 1 segundo en arrancar, y claro me he puesto nerviosa y se me ha calado en plena intersección. ¿Pero bueno qué me quiere decir con “¡venga coño!”? ¿Es que su pequeño cerebro, tan vacío de neuronas y tan lleno de serrín, no llega a comprender que si por mí fuera lo haría todo de maravilla? ¿Qué mi intención no es perturbar la paz de ningún otro usuario? O peor aún, ¿es que su memoria de pez la impide recodar que ella también tardaba en arrancar, en reanudar la marcha y en frenar sin clavar el coche? ¿Es que nació hace tanto tiempo que no se acuerda que cuando vino al mundo, vino sin saber de nada y, poco a poco, con la paciencia de los demás, fue aprendiendo? Pero bueno ¿qué narices nos pasa? Si me dices que me ha pitado para evitar un accidente…Pero parece que lo que quería provocar es un accidente, porque sí señora, así se puede provocar un accidente.
Así somos, en un principio no sabemos hacer algo, lo aprendemos y miramos con desprecio a quien todavía no sabe hacerlo, porque somos mejores, ¡claro que sí! Pues espero que cuando aprenda no me pase a mi lo mismo, lucharé por no tener memoria pez, aunque haya nacido hace 100 años.

jueves, 2 de julio de 2009

Agradecimientos

Agradecer a María, autora de "Mi pluma de cristal" los premios concedidos, por la amistad y lo que me aporta tanto en sus artículos en su blogg como en las realizadas en los comentarios en mi blogg. No hay un premio que otorgarte, porque no existe...

miércoles, 1 de julio de 2009

"Cuando sea mayor..."


Cuando yo era pequeña soñaba con una casa grande, soñaba que vivía en un barrio bueno, soñaba con que iba a ser una investigadora de las buenas, porque si, cuando yo era niña, soñaba con esas cosas, imagianba que yo sería capaz de hacer cosas grandes, importantes, capaces de cambiar el mundo, descubrimientos que ayudaran a la gente, que mi padre me mirase y se le hinchara el pecho, cosas nuevas en las que mi madre viese recompensado todas las noches en vela que se ha tirado cuidandome... cuando era niña... soñaba, y ¿ahora? ahora también sigo soñando. De las cosas que me imaginaba, sólo la mitad se vieron realizadas; mi casa mide 40 m2 (y me cuesta una pasta), mi barrio es normal (cosa que me encanta), soy investigadora? bueno trabajo en un laboratorio de investigación, que ya es decir mucho, mi jefe, al cual admiro mucho, es investigador, yo sólo le ayudo..., ni descubro ni creo nada que salve el mundo, pero eso sí, mis padres, mi familia y mis amigos están orgullosísimos de mí, claro que, hiciera lo que hiciera lo estarían.
Ahora sueño con un mundo lleno de sentido común y creo que... como con la casa grande...me quedaré con las ganas.

miércoles, 17 de junio de 2009

Sin tiempo no hay paraíso...

Necesito tiempo para hacer mil cosas y no tengo tiempo...lo que mas me fastidia es que tengo que dejar lo que más me gusta... "mi mundo"... no tengo tiempo y estoy agobiadisima, prometo regresar el día 1 de julio, y dedicarme a mi hoby...
Espero que me echeis de menos como yo vuestras visitas, hasta el día 1...os contaré qué tal me ha ido, acordaos de mí...

miércoles, 3 de junio de 2009

El hakawati - الحكواتي‏ -

Actualmente estoy leyéndome un libro precioso, se llama “El contador de Historias” (Rabih Alameddine). Yo no sabía esta tradición árabe tan bonita y llena de sentido… el vínculo de las palabras. A la persona que cuenta cuentos se le llama Al-hakawati y antiguamente, antes de que existiera la televisión, estas personas iban a los cafés a contar cuentos y leyendas árabes tan emocionantes que dejaban a los oyentes con la boca abierta y deseosos de que llegara el día siguiente para que continuara; tanto era así que se cuenta que había un hakawati tan bueno que dejó a sus oyentes 8 meses expectantes con un cuento.
Mientras el hakawati esta contando un cuento, los demás beben té y fuman la pipa árabe llamada “sisa” y ninguno quita vista y oído al Cuentacuentos. Pueden usar instrumentos, como el oúd árabe, o también pueden usar réplicas de armas antiguas o cualquier cosa que ayuda a entrar en la historia al oyente.
Este trabajo era tan importante que la aristocracia árabe solicitaba sus servicios tan frecuentemente que solían llegar a ser amigos…incluso familia. Un ejemplo del poder del vínculo de las palabras está reflejado en el libro de “Las mil y una noches”.
Este libro muestra creencias que no conocía, mezclándose con la vida real del protagonista. A veces me imagino en una de esas salas, con la mirada puesta en el hakawati y con la mente lejos, lejos de aquí…

lunes, 25 de mayo de 2009

¡Feliz día África!

Hoy es el día de África, 910 millones de personas deberían celebrar su día, pero aproximadamente 410 millones de personas no pueden, están hundidos en algún tipo de miseria. Cuando pienso que África es la cuna de la Humanidad me quedo sin palabras, no dejo de ver el antagonismo, en pasado “fue origen de” y ahora… ahora “no es”
¡Feliz día para África y para todos los africanos! Aunque me gustaría que lo celebrasen los 910 millones de habitantes…

domingo, 10 de mayo de 2009

El cambio no siempre es bueno


Cambiar para mejorar es bueno, pero cuando el cambio implica situaciones irreversibles como estas… no es que no sea bueno, es que hay que intentar evitarlo. El cambio climático es la consecuencia de un aumento de temperatura debido al crecimiento de ciertos gases, llamado gases invernaderos; los más importantes son el agua en estado de vapor, el metano y el dióxido de carbono; de estos tres, el más preocupante es el dióxido de carbono por razones que no voy a entrar por no aburrir al personal; dicho aumento deriva directamente de nuestra actividad; sólo una pista, cualquier materia orgánica que se quema en presencia de oxígeno produce dióxido de carbono más agua. A partir de este principio, que cada uno piense que puede hacer para evitar esta producción excesiva, desde un punto de vista de consumidor como de ciudadano que vive en un barrio. Son muchos los que piensan que el cambio climático es algo natural, un acontecimiento que tiene que ocurrir, esto es cierto pero nadie puede negar este cambio lo estamos acelerando nosotros, y de una forma asombrosa. No quiero explicar lo que lo producen, tampoco las acciones que lo disminuiría...eso ya lo sabe todo el mundo. Voy a decir unas pocas cosas que nos perderíamos, las que se me ocurren sin pensar demasiado:

• Parte de la india (inundación al descongelarse el hielo de los polos)
• Temperaturas infernales (hasta 50ºC)
• Muerte de numerosas aves
• Incendios interminables
• Extinción de todas o caso todas las especies que viven en los polos, como pingüinos, osos polares, leones marinos…(los que podáis ir a verlos ir, porque luego serán como los dinosaurios, parte del pasado)
• Tormentas impredecibles, tornados, huracanes y demás fenómenos provocados por fuertes vientos calentados en la zona alta de la troposfera frente a otros a temperaturas inferiores en la zona baja de la troposfera
• Muerte de numerosas personas, la mayoría de ellos del tercer mundo…no es casualidad…
• Me cansé… faltan muchos más…

Bueno siempre podemos pagar la multa de Kioto, que nos sobra el dinero y nos sobran planetas que destruir…aunque que quede claro, todos no nos vamos a poder ir.
"Cuando lo creas todo perdido, no olvides que aún te queda el futuro, tu cerebro, tu voluntad y dos manos para cambiar tu destino" (Wernher von Braun). Tenedlo clar, contar solo con nuestras manos, nuestro cerebro y nuestra voluntad, los politicos sólo harán tratados y acuerdos que luego se saltarán.

sábado, 18 de abril de 2009

¿Dónde está la pelotita....?


A ver si si alguien me puede decir cómo se llama el trilero que nos ha engañado. A ver quien conoce el nombre este timador que no es que nos haya birlado unas moneditas, no hombre no, nos ha hecho creer que somos libres...sin serlo...
Por lo visto, cuentan las lenguas antiguas que había una vez en la que la mujer no elegía, su "función" era casarse, tener hijos, ser buena ama de casa y buena esposa. El marido era quien pagaba las lentejas, trayendo el dinero a casa.
El tiempo pasó, los años cambiaron y con ellos, el punto de mira de las cosas. La mujer comenzó a sentir cosas nuevas con el nuevo papel de "trabajadora" (aunque eso siempre lo ha sido, espero que todos sepais que me refiero al trabajo remunerado, y no querais sacarle puntilla...), comenzó a formarse, a realizarse con el estudio (satisfacción que por fortuna disfruto cada día en mi trabajo). Este cambio es estupendo, pero... tengo unas dudas:

1. Si mi padre, que trabajaba él solo, ganaba un único sueldo, el cual era más que capaz de alimentar, vestir, pagar la casa, nuestros colegios y otras necesidades de cinco hijos y su mujer, ¿no se supone que si esto se mantiene, incorporandose la mujer al mundo laboral, viviriamos el doble de bien?

2. Hace mucho, se dice y bien dicho, que la mujer no podía elegir, eran tiempos un poco machistas en los que la mujer... a casa; pero ahora dicen que somos libres...¿libres? Si una mujer decidiera que le gustaría quedarse en casa para cuidar a sus hijos, ser ama de casa...¿podría? quizá alguna sí, pero yo las que conozco que les gustaría tener esta opción no pueden cogerlo. ¿Y aquellas mujeres que les gustaría elegir tener hijos y jornada reducida? ¿Podrían?. Eso sí, aquellas que quieran currar, currar y currar por poco dinerito...¡estan en el mundo perfecto!

Y bien, el nombre del trilero es....¡hagan juego señores!

domingo, 12 de abril de 2009

Carpe Diem

Para todas aquellas personas que, como yo, se angustian muchas veces por el futuro les regalo este cuento de Jorge Bucay; para aquellas personas que, como yo, son entusiastas de los cuentos, porque en el fondo, el niño que llevamos dentro nos reclama un poco de atención; para aquellas personas que alguna vez han regalado o recibido un cuento como regalo, ahora os lo quiero regalar yo y también, como no, para aquellas personas que no tienen nada que ver conmigo... espero que os guste y os sirva alguna vez en vuestra vida:

EL OSO:
Esta historia habla de un sastre, un zar y su oso.
Un día el zar descubrió que uno de los botones de su chaqueta preferida se había caído.El zar era caprichoso, autoritario y cruel (cruel como todos los que enmarañan por demasiado tiempo en el poder), así que, furioso por la ausencia del botón mandó a buscar a su sastre y ordenó que a la mañana siguiente fuera decapitado por el hacha del verdugo.
Nadie contradecía al emperador de todas la Rusias, así que la guardia fue hasta la casa del sastre y arrancándolo de entre los brazos de su familia lo llevó a la mazmorra del palacio para esperar allí su muerte.
Cuando, cayo el sol un guardiacárcel le llevó al sastre la última cena, el sastre revolvió el plato de comida con la cuchara­ y mirando al guardiacárcel dijo – Pobre del zar.
- El guardiacárcel no puedo evitar reírse - ¿Pobre del zar?, dijo pobre de ti tu cabeza quedará separada de tu cuerpo unos cuantos metros mañana a la mañana.
- Si, lo sé pero mañana en la mañana el zar perderá mucho más que un sastre, el zar perderá la posibilidad de que su oso la cosa que más quiere en el mundo su propio oso aprenda a hablar.
- ¿Tú sabes enseñarle a hablar a los osos?, preguntó el guardiacárcel sorprendido.
- Un viejo secreto familiar... – dijo el sastre.
Deseoso de ganarse los favores del zar, el pobre guardia corrió a contarle al soberano su descubrimiento:
¡¡El sastre sabía enseñarle a hablar a los osos!!
El zar se sintió encantado. Mandó rápidamente a buscar al sastre y le ordenó:
-¡¡Enséñale a mi oso a hablar nuestro gustaría complaceros pero la verdad, es que enseñar a hablar a un oso es una ardua tarea y lleva tiempo... y lamentablemente, tiempo es lo que menos tengo...
-El zar hizo un silencio, y preguntó ¿cuánto tiempo llevaría el aprendizaje?
- Bueno, depende de la inteligencia del oso... Dijo el sastre.
- ¡¡El oso es muy inteligente!! – interrumpió el zar
– De hecho es el oso más inteligente de todos los osos de Rusia.
-Bueno, musitó el sastre... si el oso es inteligente... y siente deseos de aprender... yo creo... que el aprendizaje duraría... duraría... no menos de...... DOS AÑOS.
El zar pensó un momento y luego ordenó:
- Bien, tu pena será suspendida por dos años, mientras tanto tú entrenarás al oso. ¡Mañana empezarás!
- Alteza - dijo el sastre – Si tu mandas al verdugo a ocuparse de mi cabeza, mañana estarán muerto, y mi familia, se las ingeniará para poder sobrevivir. Pero si me conmutas la pena, yo tendré que dedicarle el tiempo a trabajar, no podré dedicarme a tu oso... debo mantener a mi familia.
- Eso no es problema – dijo el zar – A partir de hoy y durante dos años tú y tu familia estarán bajo la protección real. Serán vestidos, alimentados y educados con el dinero de la corte y nada que necesiten o deseen, les será negado... Pero, eso sí... Si dentro de dos años el oso no habla... te arrepentirás de haber pensado en esta propuesta... Rogarás haber sido muerto por el verdugo... ¿Entiendes, verdad?.
- Sí, alteza.
- Bien... ¡¡Guardias!! - gritó el zar –Que lleven al sastre a su casa en el carruaje de la corte, denle dos bolsas de oro, comida y regalos para sus niños. Ya... ¡¡Fuera!!.
El sastre en reverencia y caminando hacia atrás, comenzó a retirarse mientras musitaba agradecimientos.
- No olvides - le dijo el zar apuntándolo con el dedo a la frente – Si en dos años el oso no habla... – Alteza... -
...Cuando todos en la casa del sastre lloraban por la pérdida del padre de familia, el hombre pequeño apareció en la casa en el carruaje del zar, sonriente, eufórico y con regalos para todos.
La esposa del sastre no cabía en su asombro. Su marido que pocas horas antes había sido llevado al cadalso volvía ahora, exitoso, acaudalado y exultante...
Cuando estuvo a solas el hombre le contó los hechos.
- Estás LOCO – chilló la mujer – enseñar a hablar al oso del zar. Tú, que ni siquiera has visto un oso de cerca, ¡Estás, loco!
Enseñar a hablar al oso... Loco, estás loco...
- Calma mujer, calma. Mira, me iban a cortar la cabeza mañana al amanecer, ahora... ahora tengo dos años... En dos años pueden pasar tantas cosas en dos años.
En dos años... – siguió el sastre - se puede morir el zar... me puedo morir yo... y lo más importante... por ahí el ¡¡oso habla!!

Jorge Bucay
"Cuentos para pensar"

sábado, 4 de abril de 2009

Albert Einstein se equivoca

Cuando yo era niña, jugaba a las muñecas, a la comba con mis amigas, patinaba en la plaza de mi barrio y el mayor de mis problemas era que tenía que acostarme temprano por la noche. Tuve alguna mala experiencia que marcaron mi vida para siempre, y aunque disimule, a veces me despierta por la noche, es en esos momentos donde lo recuerdo como si estuviera pasando; pero hoy, incluso en esas noches en vela, puedo decir que hasta por esos viejos fantasmas, me ha tocado la lotería; todo lo que fui, todo lo que me pasó, son, con una pizca del hoy, todo lo que soy y, aunque como pasa con los programas informáticos en los que siempre se puede obtener una versión mejorada respecto a la anterior, me gusta como soy.
Cuando era niña nunca pasé hambre; no recibí ni un solo castigo de más, ni tampoco de menos; no he sufrido ninguna guerra, ni ninguna enfermedad que no se pudiera solucionar con un fuerte antibiótico o un antigripal; ni un solo llanto se quedó sin consuelo, ni uno sólo; pero hay una realidad, quizá la más antigua de todas las realidades, en la que no encuentro refugio; ¿qué es? que cada uno le ponga el nombre que quiera, yo, no encuentro una palabra capaz de recoger lo que veo en la foto.
¿Qué diferencia hay entre ellos y yo? Ninguna, y, sin embargo, nuestras infancias han sido radicalmente distintas; también es tremendamente distinta nuestra adolescencia, asumiendo que ellos vivan lo suficiente como para tener una, y si la tienen, no creo que se les esté permitido pasar “la época del pavo” tan de moda entre adolescentes; en cuanto a la comparación entre nuestras edades adultas… mejor no profundizar en ella.
No creo que ninguna política, ninguna tendencia filosófica, ninguna religión ni ningún gobierno y, por supuesto, ningún individuo pueda justificar esto; insisto, no debe haber ninguna justificación; no es viable.
Albert Einstein dijo: “Tendremos el destino que nos hayamos merecido”, aunque no me guste contradecir a los grandes de la historia, en este caso concreto, yo no puedo estar de acuerdo.

martes, 31 de marzo de 2009

Dejad que los niños se acerquen a mí

Una vez tuve la oportunidad de escuchar la oración de un niño muy muy querido para mí, con sólo 5 años. Por aquel entonces él estaba muy preocupado ya que tenía ciertos problemas de salud, muy molestos la verdad y es que, con sólo 5 años, tenía dos almorranas y una fisura (¡pobre angelito!). El caso es que acostumbraba a rezar con sus padres y, como cualquier niño feliz con todo cubierto, no pedía grandes cosas, él en concreto, siempre pedía un sugus de limón; su madre siempre le decía que pidiera alguna cosa importante y difícil, porque Dios era muy poderoso y era capaz de cualquier cosa. Una mañana de domingo se levantó con muchos escozores y molestias en salvase la parte y estaba muy inquieto, su madre intentó calmarle con algunos remedios caseros (lavados de agua fría) y no tan caseros (pomadas y cremas) y nada le calmaba; llegó el momento de la oración de domingo con sus padres y entonces, lo vió claro, iba a poner remedio a todos sus males, levantó sus manitas imitando a sus padres y dijo "Dios, te pido que me metas todos tus poderes y tus magias por el culo, para que me deje de picar, te lo pido, Señor".
Aunque afortunadamente no se produjo el deseo (eso también tiene que doler), la pomada le hizo efecto y se logró calmar.
Y esto es amigos, la oración sincera de un niño, donde no tiene vergüenza, tan sólo un problema real y una solución que, para él, era buena, ya que su mamá se lo había dicho. Mucho que aprender de la forma que un niño tiene de ver las cosas.

domingo, 29 de marzo de 2009

El milagro de la vida está secuestrado.


Aunque desgraciadamente sólo lo puedo suponer, no creo que haya una experiencia más hermosa que la de tener un hijo. Dada mi devoción por la ciencia, no paro de sorprenderme cuando veo en libros y documentales los procesos bioquímicos y los cambios físicos que se producen durante todo el proceso de gestación, algo que no creo que sea comparable con ningún otro suceso biológico, es, sencillamente, inigualable. Pero la madre naturaleza se está topando con pequeñas dificultades. Es cada vez más frecuente escuchar a parejas que tienen problemas para concebir y muchos parámetros pueden influir en este aspecto; es cierto que siempre ha habido casos, posiblemente por algo genético o porque no tocaba, pero cada vez son más la parejas que tienen problemas para concebir, actualmente un 15% de las parejas que intentan concebir tienen algún tipo problema, y de ellos, el 47% son por problemas femeninos, evidentemente, algo está fallando. Aunque existen muchos parámetros para explicar la infertilidad, la causa más influyente de este aumento de casos es, sin duda, el ambiental; somos muchos los que pensamos que la vida que llevamos es una de las principales causas: la creciente contaminación, la alimentación manipulada (¿alguien de mi generación sabe cuando es la temporada de la berenjena o del tomate? Yo, lo siento, pero no), el estrés, la saturación de pesticidas en los vegetales, las drogas, los compuestos químicos sintéticos que constantemente estamos en contacto con ellos y que no deberíamos (sólo hay que coger un desodorante antitranspirante para comprobarlo), etc. Es evidente que el estilo de vida que estamos creando no funciona, no va bien y deberíamos cambiarlo.
Yo todavía no me he estrenado, y no se si cuando lo intente voy a poder tenerlos, pero reconozco que desde mi posición soy capaz de ponerme en el lugar de todas aquellas parejas que desean tenerlos y no pueden. Desde mi pequeño blog, todo mi apoyo, todo mi cariño y todo mi ánimo. No podemos cambiar la realidad, pero si podemos cambiar el punto de mira de las cosas.