domingo, 10 de mayo de 2009

El cambio no siempre es bueno


Cambiar para mejorar es bueno, pero cuando el cambio implica situaciones irreversibles como estas… no es que no sea bueno, es que hay que intentar evitarlo. El cambio climático es la consecuencia de un aumento de temperatura debido al crecimiento de ciertos gases, llamado gases invernaderos; los más importantes son el agua en estado de vapor, el metano y el dióxido de carbono; de estos tres, el más preocupante es el dióxido de carbono por razones que no voy a entrar por no aburrir al personal; dicho aumento deriva directamente de nuestra actividad; sólo una pista, cualquier materia orgánica que se quema en presencia de oxígeno produce dióxido de carbono más agua. A partir de este principio, que cada uno piense que puede hacer para evitar esta producción excesiva, desde un punto de vista de consumidor como de ciudadano que vive en un barrio. Son muchos los que piensan que el cambio climático es algo natural, un acontecimiento que tiene que ocurrir, esto es cierto pero nadie puede negar este cambio lo estamos acelerando nosotros, y de una forma asombrosa. No quiero explicar lo que lo producen, tampoco las acciones que lo disminuiría...eso ya lo sabe todo el mundo. Voy a decir unas pocas cosas que nos perderíamos, las que se me ocurren sin pensar demasiado:

• Parte de la india (inundación al descongelarse el hielo de los polos)
• Temperaturas infernales (hasta 50ºC)
• Muerte de numerosas aves
• Incendios interminables
• Extinción de todas o caso todas las especies que viven en los polos, como pingüinos, osos polares, leones marinos…(los que podáis ir a verlos ir, porque luego serán como los dinosaurios, parte del pasado)
• Tormentas impredecibles, tornados, huracanes y demás fenómenos provocados por fuertes vientos calentados en la zona alta de la troposfera frente a otros a temperaturas inferiores en la zona baja de la troposfera
• Muerte de numerosas personas, la mayoría de ellos del tercer mundo…no es casualidad…
• Me cansé… faltan muchos más…

Bueno siempre podemos pagar la multa de Kioto, que nos sobra el dinero y nos sobran planetas que destruir…aunque que quede claro, todos no nos vamos a poder ir.
"Cuando lo creas todo perdido, no olvides que aún te queda el futuro, tu cerebro, tu voluntad y dos manos para cambiar tu destino" (Wernher von Braun). Tenedlo clar, contar solo con nuestras manos, nuestro cerebro y nuestra voluntad, los politicos sólo harán tratados y acuerdos que luego se saltarán.

7 comentarios:

María dijo...

¿Qué legado vamos a dejar a nuestros hijos o nietos? estamos destruyendo el planeta, no tenemos cuidado de protegerlo, porque no nos damos cuenta de sus nefastas consecuencias.

Cada vez más grande es la capa de ozono, por los efectos de los gases.

Me parece un post muy interesante Amparo, gracias por recordarnos todo esto ya que no nos damos cuenta cada día.

Un besazo.

Aitor dijo...

Tienes razón Amparo, es cierto que el cambio climático es algo natural, pero el ser humano, lo está acelerando, y además peligrosamente.
Yo creo que los peces gordos lo único que hacen es decir: "reciclad, cerrad el grifo, etc." Pero lo que deben hacer no es eso, si no ¡pasar a la acción!, por ejemplo prohibiendo las bolsas de plástico, cosa que aunque parezca que no ayuda mucho.

Un abrazo.

AMPARILLO dijo...

Hola Aitor, deberiamos hacer una lista con las cosas que tu y yo como ciudadanos. Seguro que salen muchas cosas.

Besos

My dijo...

que miedo..
nunca es suficiente ni la alarma ni la informacion.. el mundo no se detiene.. caeremos con ellos??

gracias por la llama encendida,
siempre queda alerta del que no quiere darse por vencido.

un abrazo..

Alatriste dijo...

Un problema que nos afecta a todos y que debería hacernos reaccionar. Ojalá tus palabras remuevan conciencias. Besos.

Alatriste dijo...

No te preocupes, todos tenemos obligaciones. Me acordé de ti y quise saludarte. Gracias por devolverme la llamada. Je, je, je. Me alegro de que estés bien. Un besazo. Cuídate.

María dijo...

Hola, Amparo:

Recien leo tu comentario en mi blog vengo aquí al tuyo a saludarte, ya veo que andas mal de tiempo, porque todavía no has publicado nada nuevo, y, en cambio, has tenido el detalle de pasarte por mi blog, no te imaginas cuánto te lo agradezco. Yo también estos días he estado muy liada y a falta de tiempo, pero ya intento volver a la normalidad.

Veo que ocupas el lugar de la menor entre tus hermanos, y tengo que decirte que en eso coincidimos, por eso quise venir aquí a comentártelo, para que sepas que yo también soy la menor.

Te mando un besazo enorme.